CARMEN DE ARECO

Un lugar para disfrutar en familia.

A tan solo 140km de la capital, sobre Ruta Nac.7 se encuentra Carmen de Areco, un pueblo que conserva las tradiciones y costumbres donde se celebra las clasicas fiestas Populares y se disfruta del paisaje que brinda su naturaleza, como el Río Areco que ofrece la posibilidad de practicar deportes náuticos y pesca. También su Complejo deportivo y Balneario Municipal de 10 ha donde se realizan actividades recreativas, campamentismo, piletas de agua salada, canchas de fútbol, voleibol, anfiteatro con vista al río, parrillas, servicios de bar y restaurante. El Monasterio San Pablo de la Cruz, que ademas de contar con alojamiento se pueden realizar campamentos, eventos culturales y ceremonias religiosas. La ciudad cuenta con dos localidades que en su momento fueron visitadas por el tren, "Gouin" declarado Pueblo Rural y Turístico de la Provincia de Buenos Aires, aqui en el mes de diciembre se festeja la "Fiesta Nacional del Pastel" y tambíen la localidad de "Tres Sargentos", cuna de grandes jugadores de fútbol como Mariano Pavone y José Basanta. La ciudad cuenta con numerosas estancias históricas que el turista puede visitar.


Ciudad Verde

Promovemos la construcción de una ciudad más amigable con el medio ambiente, impulsando la educación y conciencia con el vecino.

Zona Wi-fi

Disfruta estar conectado en la zona WI-FI de Carmen de Areco, Plaza principal y alrededores.

Estacionamiento

Estacionamiento libre y gratuito en el centro como alrededores permiten el facil acceso a los lugares que queres conocer.

BALNEARIO MUNICIPAL

HISTORIA

Relatos de aquellos tiempos en que nacía Areco.

Asi como otros pueblos de la provincia de Buenos Aires, Carmen de Areco tuvo su origen junto a un fuerte emplazado desde la epoca colonial en la linea de fronteras con los originarios. Este fuerte fue fruto del proyecto de expansión territorial del Virrey Juan Jose Vertiz.

Para estudiar las modificaciones de esta linea de frontera se decidio estudiar la zona y los sitios propuestos para avanzar, tarea llevada a cabo por el teniente Francisco Betbeze, quien recomendo mantener la frontera y mejorar las guarniciones, construcciones y elementos de defensa. Esta propuesta fue aceptada, agregandole la idea de construir pueblos cerca de los fortines y fuertes, con la esperanza de mejorar la ocupación del territorio y asi asegurar la frontera. Uno de los puntos que encontro este coronel fue Areco, en las nacientes del rio que lleva el mismo nombre.

Este fortin de acuerdo a su ubicación fue recibiendo diferentes nombres, rancho, cañada del arbolito y San Claudio (ubicaciones sobre las cuales hay varias hipotesis).

Pero en estos puestos de frontera habia problemas muy usuales como: deserción de la milicia, el mal pago, las duras exigencias del servicio de frontera, etc. Según datos de la época fundacional la futura ciudad de Carmen de Areco surgida en 1812 tenia nueve familias, unas 47 personas absolutamente indigentes y para poder arraigarlas era nacesario que el estado les de sustento mensual.

Asi es como surgió nuestra ciudad, en torno a los fuertes y fortines construidos hacia fines del siglo XVIII, donde comienza a forjarse un sentimiento de identidad y pertenencia local notablemente fuerte y arraigada, mas si recordamos que una gran parte de estos habitantes o bien eran migrantes recientes o tenian en su haber solo una generacion anterior asentada en America, lo cual se puede comprobar a partir del empadronamiento de habitantes de Buenos Aires entre 1813 y 1815, los cuales señalan como “PATRIA” a la poblaciones de Lujan, Guardia de Lujan, Cañada de la Cruz y Areco.